Estudio AGML

Estudio Contable Impositivo - Gestión de Calidad

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

LOS 20 AÑOS DEL RELACIONAMIENTO EXTERNO DEL MERCOSUR

E-mail Imprimir PDF

El 26 de Marzo de 2011 se cumplieron 20 años de la firma del Tratado de Asunción, suscripto con el objetivo de crear el Mercado Común del Sur, “MERCOSUR”. La distancia nos permite elaborar una mirada retrospectiva en función de cómo el bloque ha desempeñado sus funciones a lo largo del tiempo.

 

 

 

El presente artículo centra el eje en el relacionamiento externo del MERCOSUR, que ha sido de carácter comercial.

Sin embargo, antes de comenzar a desarrollar lo anteriormente mencionado, se repasará su origen así como sus principales objetivos y fundamentos.

 

Como se mencionó al principio, la República de Argentina, la República Federativa de Brasil, la República del Paraguay y la República Oriental del Uruguay firmaron el 26 de Marzo de 1991 el “Tratado de Asunción” con el objetivo de crear el Mercado Común del Sur, MERCOSUR (a partir de aquí, MCS). Estos cuatro estados compartían desde un inicio una comunión de valores relacionados con la democracia naciente, el pluralismo, la defensa de los derechos humanos, el medio ambiente y desarrollo sustentable.

 

El objetivo principal del Tratado era el de alcanzar la integración de los cuatro Estados a través de la libre circulación de bienes, factores y servicios productivos y del establecimiento del “Arancel Externo Común” (AEC). El objetivo de máxima era el de alcanzar una política comercial común, la coordinación de políticas macroeconómicas y la armonización de legislaciones en las áreas pertinentes.

Luego de tres años, en diciembre de 1994, en la Cumbre de Presidentes de Ouro Preto se aprobó un Protocolo Adicional, “el Protocolo de Ouro Preto”, por el que se establecía la estructura institucional del MCS y se lo dotaba de personalidad jurídica internacional. A partir de esta firma, se ponía fin al periodo de transición iniciado en 1991 y se adoptaron instrumentos fundamentales para avanzar en la unión aduanera.

 

A partir del Protocolo hubo un objetivo claro. Los estados parte sabían que en esta nueva etapa el ideal era alcanzar un mercado único, que inste a cada uno de los miembros a obtener un mayor crecimiento económico a través del aprovechamiento de la especialización productiva, las economías de escala, la complementación comercial y el mayor poder negociador del bloque con otros bloques o países.

Es importante mencionar que con el devenir de los años, MCS ha asociado otros estados, aunque no con carácter de miembros plenos, como lo son Bolivia, Chile, Perú, Ecuador y Colombia hasta la actualidad.

 

Negociaciones comerciales

 

Antes del establecimiento de la unión aduanera (aunque imperfecta), cada uno de los estados miembro de MCS era parte de una red de acuerdos preferenciales bilaterales enmarcados en la ALADI, por lo que la puesta en marcha del MCS exigió la renegociación de las preferencias otorgadas anteriormente por un nuevo conjunto que contemplara al MCS como bloque y evitar así posibles desvíos del comercio.

 

Las primeras negociaciones comerciales del MCS se llevaron a cabo con Bolivia y Chile. Este último no fue fácil de negociar dado que a pesar de que la economía chile tiene una gran apertura, el sector agrícola sigue estado muy protegido. Luego de estas negociaciones, MCS comenzó el mismo proceso son los países de la Comunidad Andina de Naciones aunque bajo un formato bilateral y no de “4+1”.

 

La Secretaría del MCS señala que la negociación con la CAN fue más compleja que la establecida con Chile. Los acuerdos comerciales concluyeron en el 2004, luego de casi 10 años de negociaciones. En los hechos, el bloque ha negociado tres acuerdos preferenciales con los miembros de la CAN.

 

El MCS también buscó negociar con México, aunque por tratarse de un actor comercial de gran peso, y por lo tanto de competencia para Brasil, las mismas no han avanzado más allá de la profundización de los acuerdos preexistentes. La economía mexicana atravesó un proceso de apertura y de modernización más acelerado que el de Brasil, con lo cual no sorprende que hayan surgido las resistencias más fuertes a la negociación. Las ventajas mexicanas eran muy visibles en la industria automotriz, electrónica y en las telecomunicaciones.

 

A lo largo de su historia el MCS también ha participado de negociaciones hemisféricas y extra regionales. En el caso de las primeras, todos los miembros del bloque aceptaron el compromiso de implementar una zona de libre comercio a partir de 2005.

El establecimiento de un área de libre comercio de las Américas finalmente no prosperó por las dificultades presentadas en la negociación del capítulo agrícola, sobre todo en lo referido a aranceles de importación y a la desnivelación del campo de juego causado por los subsidios a la agricultura americana. Los estados parte del MCS, principalmente Brasil y Argentina, proponían como condición necesaria para el éxito de las negociaciones que Estados Unidos permitiera un acceso pleno para los productos agroindustriales así como no recurrir a barreras no arancelarias o a obstáculos técnicos al comercio para impedir el ingreso de los productos argentinos y brasileños al mercado doméstico. Como este tema no se resolvió, y más allá de que otros países de América del Sur si apoyaban las negociaciones, el ALCA quedó sin efecto y con pocas posibilidades de que vuelva a resurgir.

 

En cuanto a las negociaciones extra regionales, en estos veinte años el MCS ha negociado, aunque no concluido, acuerdos comerciales con la Unión Europea, India, la Unión Aduanera de África del Sur e Israel. Suscribir acuerdos no significa que entren en vigencia. Existen varios acuerdos firmados, pero que todavía deben pasar por la ratificación parlamentaria en cada uno de los estados.

 

La negociación con la Unión Europea comenzó en 1995 y es la más ambiciosa que pretende concluir el MCS siempre y cuando el tipo de acuerdo sea recíproco y garantice un verdadero acceso a mercado. La negociación con la Comisión se estancó tras la dificultad de consensuar ofertas mutuamente beneficiosas. El escenario se complicó aun más luego del ingreso al mercado común de los nuevos miembros de Europea del Este, que en su mayoría son productores y exportadores agrícolas.

 

Otras negociaciones

 

El 17 de diciembre de 2007 durante la “Cumbre de Montevideo” se firmo tras una negociación de dos años un “Tratado de Libre Comercio con Israel”, que entro en vigencia en Argentina en marzo de 2011. La alianza comercial cubre el 90% del comercio, con un calendario de desgravación arancelaria progresiva de cuatro fases. Estos aranceles se eliminarían a los diez años para los productos agrícolas e industriales. El volumen entre estos socios, MCS – Israel, será entorno a los 47.000 millones de dólares. Los principales productos que el MCS exporta a Israel son grano, cereal, bienes de capital y calzado. Mientras que la contrapartida es de agroquímicos, software y productos tecnológicos.

 

Por otro lado, el 6 de abril de 2009 se firmo un acuerdo comercial con la “Unión Aduanera de África Austral” (SACU), con miras de un futuro tratado de libre comercio entre los bloques.

Como la suscripción de acuerdos no implica que los mismos entren en vigor sino el inicio de las negociaciones y del intercambio de ofertas, el MCS también tiene en agenda negociaciones comerciales con Marruecos y con Egipto, entre otros países.

 

Consideraciones Finales

 

El MERCOSUR cumplió 20 años de vida institucional y todavía tiene un largo camino por recorrer. Su existencia se vio plagada de vastas protestas internas por promesas incumplidas de unión aduanera, por la indefinición de algunos estados en el ingreso de nuevos dentro de su estructura, como es el caso de Venezuela, y por las asimetrías estructurales de las economías. Sin embargo, también logró avanzar en la consolidación de un fondo de convergencia estructural (FOCEM) para beneficiar principalmente a las economías más pequeñas, logró aumentar exponencialmente el comercio entre los socios, avanzó en la unión de las sociedades nacionales a través de la creación del Parlasur y fue un actor más que relevante en la conformación de UNASUR. Además, durante la cumbre de San Juan de 2010 se avanzó en la próxima eliminación del doble cobro de arancel para las mercaderías que ingresen desde terceros estados.

 

Si bien el MCS no tiene una política exterior común, en varias situaciones los estados miembros han tratado de mostrar un posicionamiento común en temas de relevancia a nivel mundial. Un ejemplo claro es la alineación de Argentina y Brasil en referencia al reconocimiento de Palestina como estado independiente y también han compartido posiciones en los temas del Consejo de Seguridad de la ONU, en el G20, el conflicto en Medio Oriente y demás temas de gobernanza global.

Fuente: BAE 28-06-11

Estudio AGML : Estudio Contable Impositivo- Gestión de la Calidad

Te 4571-6059

Cel 156-9439337

Correo:   Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

Facebook

Etiquetas

OPORTUNIDAD, AFIP,                                               NIIF,   Ganancias, Resolución General,   UIF,   CNV,

BCRA , INDIA,    Fideicomiso, Leyes,  ISO,

Impuestos

IVA

LABORAL